– BLACK MIRROR – Ficción o realidad

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Para nadie es un secreto que la tecnología en los últimos cuarenta años ha crecido a un ritmo apresurado. Hace tan sólo 20 años el internet daba sus primeros pasos, y hoy, nuestra sociedad no se imagina así misma sin este recurso. El impacto del internet y la tecnología en la cultura es algo que es evidente y que muchos intentan medir, estudiar y demostrar. Esto no solo ha quedado en manos de intelectuales sino que los medios de entretenimiento cono Netflix han hecho uso de  la Ciencia Ficción para especular lo que podría pasar en la sociedad moderna con las tecnologías que ya están en desarrollo. Es allí donde aparece una serie antológica creada en 2011, Black Mirror.

Black Mirror es una seria británica creada por Charles Brooker donde se examina, de una manera dramática y un poco de humor negro, el curso de la sociedad moderna y las consecuencias no anticipadas de las nuevas tecnologías. Según Dylan Hendricks, Director del programa Ten-Year Forecast del Instituto para el futuro, esta serie es el futurismo para futuristas. Es una serie ideal para aquellos que todo el tiempo nos estamos preguntado ¿hacia dónde vamos? O ¿nos están observando?

Más de uno de nosotros ha tenido estas conversaciones con sus grupos de amigos sobre el papel de las redes sociales y cómo es posible que Facebook utilice nuestra información para suministrarla no solo al FBI sino a multinacionales para crear mejores estereotipos de consumo y “mejorar la experiencia publicitaria” en las plataformas que utilizamos. Precisamente la última temporada de la serie gira entorno a la preocupación de la recolección de datos a partir de darles acceso a nuestro circulo social, gustos y temas personales? No les ha pasado que buscan un producto en Internet y segundos después la publicidad les muestra opciones sobre lo que estaban buscando segundos antes?

Lo más aterrador de sus episodios es que cobran vida en sociedades ficcionales que fácilmente pueden pasar como la nuestra. Muchos de sus episodios giran en torno a distopías, esto no es más que una sociedad hipotética indeseable donde la realidad transcurre en términos antiestéticos a los de una sociedad ideal.

 

Si tienen un poco de alma conspirativa y son de los que guardan ese pequeño pensamiento de que la sociedad en la que vivimos oculta muchos secretos. Si son de aquellos que alguna vez se han cuestionado si este sujeto, de casco de aluminio y cara de loco, tiene algo de sensatez en sus argumentos, esta serie es para ustedes. Es aterrador la familiaridad que puede crearse a partir de una situación ficcional que se acerca en cantidades al uso que le damos hoy a la tecnología.

ALERTA DE SPOILER

 The Entire History Of You

 En el se imagina lo que pasaría si la gente pudiera grabar cada momento de su vida y reproducirlo una y otra vez en cualquier momento. Es un chip que va directo a la red neuronal y por medio de un lente ocular es capaz de grabar cada uno de los momentos por los que pasamos en el día a día.

Lo más sorprendente es ver que semanas después de lanzado el episodio ronda por las redes sociales un video en el que ya existe un lente en desarrollo que nos permite grabar 24 horas al día lo que vemos para reproducirlo en cualquier momento.

Nosedive

El primer episodio de la última temporada ilustra un sistema de ratings sociales, similar a cuando valoramos un restaurante en Facebook o Foursquare. Cada persona tiene un lente permanente que les permite ver el rating en realidad aumentada y es posible ver como esos ratings influyen en las interacciones sociales en tiempo real.  Es el extremo de una sociedad que funciona por likes y la cantidad de estrellas que ganes en tus experiencias sociales. Es una cuestión de status y de alimento del ego ?Les suena Instagram?

No se ustedes pero Black Mirror hace sus veces de una película de terror. Su ficción es tan cercana a la realidad que muchos entrarán a google a buscar si estas tecnologías ya existen o por lo menos recomendaran la serie para comentar al respecto. Podemos asegurar que más de uno sentirá un escalofrío viendo alguno de sus episodios.